Estudio comparativo entre el Derecho Laboral Francés y Mexicano

El Derecho Laboral responde a una necesidad social. Ayuda a promover el acceso al empleo, a contribuir y apoyar el desarrollo económico y a proteger los empleados.

Es un derecho en movimiento, que cambia constantemente como la sociedad.  Por lo que se debe adaptar a los cambios que hayan en las condiciones de trabajo y las de  la economía.

Actualmente, en Francia, el proyecto de reforma del Código de Trabajo (Code du Travail) es sujeto a muchas protestas y manifestaciones. Estas manifestaciones reflejan el eterno conflicto entre empleadores y empleados, los cuales tienen diferentes intereses y cuyas reformas legislativas llegan a favorecer a uno u otro, pero rara vez a ambos. Por lo que en este artículo se explicarán algunos de los posibles cambios al Código en caso de que la reforma sea aceptada.

Francia y México cuentan con un Derecho Laboral codificado con similitudes, pero también diferencias.

Este artículo tiene como objetivo presentar un estudio comparativo de las normas fundamentales de Derecho Laboral entre ambas legislaciones. También se mencionan los cambios previstos en la reforma de la legislación francesa sobre las normas laborales que se mencionan en este artículo.

Las normas estudiadas son las previstas en la legislación laboral de ambos países. Estas disposiciones pueden variar como consecuencia de la celebración de los contratos colectivos de trabajo, por lo tanto, dependerá del cada caso en concreto.

En México, la legislación laboral se rige principalmente por la Ley Federal del Trabajo.[1]

En Francia, la ley laboral se rige principalmente por el Codigo del Trabajo Francés (Code du Travail).[2]

 

1. Los horarios de trabajo diario

En México, el tiempo de trabajo diario es de 8 horas al día para el trabajo durante el día (entre las 6 a.m. y las 8 p.m.), 7 horas diarias  para trabajo nocturno (entre las 8 p.m. y las 6 a.m.) y 7,5 horas al día para la jornada laboral mixta (horarios entre la jornada diurna y nocturna).[3]

En Francia, el tiempo de trabajo diario es de 10 horas al día para el trabajo durante el día[4] y 8 horas al día para el trabajo nocturno (entre las 9 p.m. y las 6 a.m.).[5]

La reforma de la legislación laboral francesa amplía la jornada para trabajo nocturno a las 7:00 a.m.  en lugar de a las 6:00 a.m.

2. El horario de trabajo semanal

En Francia las horas a trabajar por semana  establecidas en  la ley son  35 horas semanales.[6] Sin embargo, es posible trabajar hasta 44 horas por semana durante un período de 12 semanas o 48 horas en condiciones específicas.[7]

En México, las horas máximas a trabajar por semana son para el trabajo durante el día (jornada diurna), 42 horas semanales para trabajo nocturno (jornada nocturna) y 45 horas semanales en caso de las jornadas mixtas,  considerando que una semana laboral es de 6 días laborales y un día descanso.[8]

La reforma al Código del Trabajo Francés (Code du Travail) tiene previsto  amplificar las excepciones existentes a las 35 horas semanales.  Por lo que será posible trabajar hasta 46 horas en lugar de 44 horas durante un período de 16 semanas en lugar de un periodo de  12 semanas.

3. Horas extraordinarias

En México, las horas extraordinarias a la jornada de trabajo,  no podrán exceder de tres horas por día  ni de 3 veces a la semana, lo que contempla  un máximo de 9 horas a la semana.[9]

En Francia, en principio, las horas extraordinarias no deben exceder una cuota anual de 220 horas al año.[10]

La reforma al Código del Trabajo Francés (Code du Travail) podría contemplar  la posibilidad de un sistema de pagos diferido por las horas extraordinarias  trabajadas  el cual sería diferido en los 3 añso próximos si se estipula en un contrato colectivo de trabajo.

4. Los días de vacaciones

En Francia, los empleados tienen derecho a 2,5 días de vacaciones por cada mes trabajado en la misma empresa.[11]

En México, los empleados tienen derecho a 6 días de vacaciones el primer año, lo que aumentará 2 días por cada  año durante los primeros 5 años de antigüedad del empleado. A partir del quinto año, los días de vacaciones se incrementarán 2 días por cada periodo de 5 años. Por lo que, un empleado mexicano tendrá derecho a 20 días de vacaciones después de 20 años de servicio. [12]

Ambas leyes establecen que los días de vacaciones no se pueden tomar previos al año de antigüedad.

La reforma del Código del Trabajo Francés (Code du Travail) no considera cambiar la cantidad de días de  vacaciones, pero planea  cambiar los días de ausencia que deberían ser  pagados por faltas justificadas (licencia por enfermedad, paternidad, maternidad, muerte de un pariente cercano, etc…).

Esta reforma considera posible permitir que el empleado podrá tomar sus días de descanso antes de cumplir su primer año de antigüedad.

5. El salario mínimo.

Los dos países han establecido un salario mínimo para los empleados.

En Francia, el salario mínimo (Salaire Minimum Interprofessionnel de Croissance, SMIC) se establece en 1,466.62 euros mensuales o 9,62 euros brutos por hora.[13]

En México, el salario mínimo se fija en 73.04 pesos mexicanos diario (menos de 4 euros).[14]

6. Período de prueba

Ambas leyes establecen la posibilidad de que el empleador fije un período de prueba al trabajador  al inicio del contrato de trabajo.

En México, en un Contrato Individual de Trabajo por Tiempo Indeterminado, el período de prueba tendrá una duración de 30 días que podrá extenderse hasta 180 días según los términos del puesto de trabajo (funciones de gestión, la gestión, administración).[15]

En Francia, en un Contrato Individual de Trabajo por Tiempo Indeterminado (Contrat de Travail à Durée Indéterminée), el período de prueba puede ser hasta dos meses para los trabajadores y empleados, tres meses para el personal de supervisión y técnicos y cuatro meses para los ejecutivos. Se podrá renovar una vez si el  contrato colectivo de trabajo  lo permite.[16]

7. La negociación colectiva

Ambas leyes dan importancia lugar a la negociación colectiva, es decir, las negociaciones entre los empleadores y los empleados (por lo general a través de los sindicatos).

En México, se habla de contrato colectivo de trabajo, los cual son regulados en los artículos 386 y siguientes de la Ley Federal del Trabajo.

En Francia, se habla de convenciones o acuerdos colectivos de trabajo conventions ou accords collectifs de travail, que se rigen por la Parte II del Código de Trabajo “Relaciones colectivas de trabajo“.

El objetivo  de los mismos, es regular las condiciones de trabajo para otorgar, en general, condiciones más favorables para los empleados que las disposiciones establecidas por la legislación laboral o más acorde con el desempeño de sus funciones. La negociación colectiva cubrirá todos los aspectos de la relación laboral (tiempo de apagado, salarios, horas extras, días de vacaciones, bonos…).

8. Comité de Empresa

El Comité de Empresa es un cuerpo formado por representantes de los trabajadores y presidió el empleador, con un presupuesto y que se encargan de misiones económicas, sociales y culturales (condiciones de trabajo, la formación profesional, recreación, deportes, vacaciones…).

En Francia, la creación de un comité de empresa es obligatorio, en caso de que empresa cuente con más de 50 empleados.

En México, la Ley Federal del Trabajo no menciona los comités de empresa. Estas funciones se pueden realizar, de hecho, por el área de recursos humanos.

9. Tipos de contratos de trabajo

Las leyes de los dos países prevén diversas formas de contratos de trabajo. En común en la legislación de ambos países, se encuentran los siguientes:

  • Contrato Individual de Trabajo por Tiempo Indeterminado (Contrat de Travail à Durée Indéterminée);
  • Contrato Individual de Trabajo por Tiempo Determinado (Contrat de Travail à Durée Déterminée);
  • Contrato de Trabajo para la Realización de un Proyecto Específico (Contrat de Travail à Objet Défini ); y
  • Contrato de Trabajo por Tiempo Parcial (Contrat de Travail à Temps Partiel).[17]

10. Terminación del Contrato de Trabajo

Ambas leyes prevén el fin del contrato de trabajo en caso de mutuo acuerdo entre el empleador y el empleado.

También será posible terminar el contrato de trabajo sin responsabilidad para el empleado o el empleador en diferentes situaciones (despido justificado, motivo económico, dimisión, jubilación…).

Ambas legislaciones prevén una indemnización en caso de despido injustificado del empleado.

En México, la indemnización tiene un tope de 3 meses de salario.

En Francia, el importe de la indemnización variará dependiendo de la razón por la que se despidió y por la antigüedad del empleado. En general, la indemnización será mayor en caso de despidoinjustificado. La cantidad de la indemnización por despido del empleado no tiene un tope, que dependerá de la decisión del Tribunal de Prud’Hommes.

El proyecto de reforma del Código de Trabajo planea limitar la cantidad de la indemnización por despido en un tope de 15 meses de salario.

 

 

 

Por lo tanto, las leyes de ambos países rigen las relaciones laborales en detalle entre empleadores y empleados.

En general, el conocimiento del Derecho Laboral francés y mexicano es un requisito previo para cualquier proyecto que requiera el uso de los empleados.

También se debe considerar en el caso de los trabajadores extranjeros contratados, las bases en las leyes de migración de cada país para observar las condiciones de trabajo para los extranjeros en el país en el que se pretende contratar.

TMC Legal acompaña desde más de 15 años los empresarios franceses en México y proporciona asesoramiento sobre la legislación laboral, para contratar empleadores locales o extranjeros en México.

 

 

[1] Ley Federal del Trabajo, http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/125_120615.pdf

[2] Código del Trabajo de Francia (Code du Travail) https://www.legifrance.gouv.fr/affichCode.do?cidTexte=LEGITEXT000006072050 (fr).

[3] Artículos 58 y siguientes de la Ley Federal del Trabajo.

[4] Artículo L. 3121-34 del Code du Travail.

[5] Artículo L. 3122-34 del Code du Travail.

[6] Artículo L. 3121-10 del Code du Travail.

[7] Artículos L. 3121-35 y L. 3121-36 del Code du Travail.

[8] Artículo 69 de la Ley Federal del Trabajo.

[9] Artículo 66 de la Ley Federal del Trabajo.

[10] Artículos L. 3121-11 et D. 3121-3 del Code du Travail.

[11] Artículo L. 3141-3 del Code du Travail.

[12] Artículo 76 de la Ley Federal del Trabajo.

[13] Salario mínimo de Francia (SMIC) : http://www.insee.fr/fr/themes/tableau.asp?ref_id=natnon04145 (fr).

[14] Salario mínimo de México : http://www.sat.gob.mx/informacion_fiscal/tablas_indicadores/Paginas/salarios_minimos.aspx.

[15] Artículo 39-A de la Ley Federal del Trabajo.

[16] Artículos L. 1221-19 y siguientes del Code du Travail.

[17] Tipo de contratos de trabajo en Francia : http://travail-emploi.gouv.fr/droit-du-travail/contrats-et-carriere/contrats-de-travail/types-de-contrats/ (fr).

El Impuesto sobre la Renta en México: Investigación sobre los criterios del establecimiento permanente y los ingresos de fuente de riqueza en México

En un artículo anterior (http://tmclegal.com/el-impuesto-sobre-la-renta-en-mexico-investigacion-sobre-el-criterio-de-la-residencia-fiscal/), el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de México se presentó con un estudio enfocado en el  criterio de residencia fiscal.

Como recordatorio, el impuesto sobre la renta se define generalmente como un impuesto directo sobre los ingresos, los beneficios y las ganancias de capital. Se establece sobre los ingresos, presuntos o reales de  las personas físicas y morales.

El Impuesto Sobre la Renta de México se rige por una legislación para personas físicas y jurídicas, la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR)[1].

El artículo 1 de la LISR estable el principio de que las personas físicas o jurídicas están obligadas a pagar el ISR en México cuando se encuentran en las siguientes situaciones:

  • Son considerados como residentes fiscales en México,
  • No son considerados como residentes fiscales, pero tienen un establecimiento permanente en México,
  • No son residentes fiscales y no tienen un establecimiento permanente, pero tienen ingresos cuyas fuentes de riquezas se sitúan en México.

El domicilio fiscal en México implica que el ISR una obligación fiscal ilimitada sobre todos los ingresos de la persona.  Por lo contrario, el establecimiento permanente y los ingresos de fuente de riqueza en México son sometidos a una obligación fiscal limitada en México sobre solamente algunos ingresos.

El propósito de este segundo artículo sobre el ISR se centra en los dos criterios de residencia fiscal y en los ingresos de fuente de riqueza en México, mediante el estudio de sus definiciones (I) y sus consecuencias fiscales (II).

I. Definición de los conceptos de establecimiento permanente y de los ingresos de fuente de riqueza en México

A) El establecimiento permanente

El artículo 2 de la LISR describe una definición del concepto de establecimiento permanente:

“Se considera establecimiento permanente cualquier lugar de negocios en el que se desarrollen, parcial o totalmente, actividades empresariales o se presten servicios personales independientes.”

El mismo artículo  establece que se entenderá como establecimiento permanente, entre otros, las sucursales, agencias, oficinas, fábricas, talleres, instalaciones, minas, canteras o cualquier lugar de exploración, extracción o explotación de recursos naturales.

Por lo  contrario, el artículo 3 de la LISR establece que no serán considerados como establecimiento permanente algunas actividades que son mayormente actividades de carácter auxiliar o previa como  el almacenamiento o entrega de bienes.

La filosofía del criterio de establecimiento permanente está basada en el principio de la realización de una actividad económica por un residente extranjero con cierta autonomía en México. La definición del establecimiento la establece la LISR la cual enuncia expresamente la palabra independiente.

En virtud de los artículos 2 y 3 de la LISR, el concepto de establecimiento permanente, a pesar de la precisión de la definición, sigue siendo un concepto ambiguo ya puede ser difícil de distinguir entre los conceptos de actividades auxiliares o económicamente independientes en algunos casos.

B) Los ingresos de fuente de riqueza en México

A diferencia del establecimiento permanente, la LISR no da ninguna definición precisa de los ingresos de fuente de riqueza en México. Los ingresos de fuente de riqueza en México son solamente mencionados en el Artículo 1 de la LISR como generadores de una obligación fiscal sobre el  pago del ISR sin mayor precisión.

El Servicio de Administración Tributaria establece que “En términos sencillos, fuente de riqueza se refiere al lugar en el que se originan o se generan los ingresos”[2].

A la luz de esta definición, se pueden considerar como ingresos de fuente de riqueza en México, entre otros, los ingresos reales de bienes inmuebles localizados en México, los ingresos de los valores mexicanos, los ingresos derivados de la realización de servicios y ventas de servicios en México.

La determinación de la obligación tributaria sobre el ISR de un residente en el extranjero con ingresos de fuente de riqueza en México será determinada por el estudio de cada uno de sus ingresos los cuales, podrían considerarse potencialmente como ingresos de fuente de riqueza en México de acuerdo con la Legislación Fiscal de México.

Por lo tanto, los conceptos de ingresos de fuente de riqueza en México y del establecimiento permanente no se definen con tanta precisión como la noción de residencia fiscal en México establecida en  el artículo 9 del Código Fiscal de la Federación[3]. Por lo que precede, es necesario de estudiar cada situación en lo individual con el  fin de determinar por anticipación sus obligaciones fiscales sobre el  pago del ISR en México.

II. Consecuencias fiscales del establecimiento permanente y de los ingresos de fuente de riqueza en México

A) Impacto de la legislación nacional

El Artículo 1 de la LISR establece el principio de que los residentes extranjeros con establecimiento permanente en México estarán sujetos al pago del  ISR por  los ingresos atribuibles a dicho establecimiento.

El mismo artículo establece que los residentes extranjeros que no tienen un establecimiento permanente en México pero ingresos de fuente de riqueza en México estarán sujetos al ISR sobre estos ingresos.

Por consiguiente, el establecimiento permanente conduce a una obligación tributaria limitada, pero generalmente determinada mediante la evaluación de todos los rendimientos obtenidos por el establecimiento permanente y, por el contrario, los residentes extranjeros también tienen una  obligación tributaria limitada, esta obligación será determinada mediante la evaluación de los ingresos caso por caso.

En ambas situaciones, se trata de las obligaciones fiscales de un residente extranjero y es necesario en  la práctica estudiar las disposiciones de los tratados fiscales internacionales concluidos entre México y el país de residencia del extranjero.

B) El impacto de los tratados fiscales internacionales sobre el establecimiento permanente e ingresos de fuente de riqueza en México

El objeto de los tratados fiscales internacionales se presentó en el artículo anterior sobre el domicilio fiscal en México (http://tmclegal.com/el-impuesto-sobre-la-renta-en-mexico-investigacion-sobre-el-criterio-de-la-residencia-fiscal/).

Como recordatorio, el ámbito de aplicación  de estos tratados para residentes en México o residentes en el extranjero con establecimiento permanente o fuente de riqueza en México es el mismo: evitar la doble imposición de los mismos ingresos.[4]

Por ejemplo, por el medio de un tratado fiscal internacional, el residente extranjero que tiene un establecimiento permanente en México no pagará impuestos sobre la renta sobre los ingresos de este establecimiento permanente en México y su país de residencia. El tratado fiscal se va a repartir la obligación del impuesto sobre los dos países signatarios del tratado. La lógica es misma por los  ingresos obtenidos por una de fuente de riqueza en México.

Por esos efectos, los tratados fiscales establecen generalmente una definición del establecimiento permanente o de fuente de riqueza nacional para repartir la obligación tributaria sobre una definición común para ambos países. Esta definición dada por los tratos fiscales internacionales será la aplicable a la determinación de la deuda tributaria de la persona que realiza actividades económicas en los países que hayan firmado un tratado fiscal para evitar la doble imposición. Las definiciones dadas por la legislación nacional serán subsidiarias.

De hecho, la definición de estos conceptos en la  LISR es parecida a  la definición dada por la mayoría de los convenios fiscales internacionales que se basan en su mayoría en el mismo modelo. Sin embargo, las definiciones de los convenios fiscales internacionales deben  estudiarse con mucha atención con el fin de prever de la mejor manera posible su situación fiscal en cuanto a la realización una actividad económica en México.

 

TMC legal ha acompañado por más de 15 años los empresarios, inversionistas e individuos que desean instalarse en México con el fin de apoyarlos legal  y estratégicamente.

 

[1] Ley del Impuesto Sobre la Renta http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/lisr.htm.

2 http://www.sat.gob.mx/english/Paginas/fuente_de_riqueza.aspx

[3] Código Fiscal de la Federación, http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/cff.htm.

[4] La lista de los tratados fiscales internacionales ratificados por México se encuentra en: http://www.sat.gob.mx/informacion_fiscal/normatividad/Paginas/tratados_fiscales.aspx.

Comunicado Procedimiento de Oposición de Marcas en México

El pasado jueves 28 de abril, la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados aprobó la modificación de diversos artículos a la Ley de la Propiedad Industrial, entre los cuales se propone la aplicación de un “Procedimiento de Oposición de Marcas”.

La reforma entrará en vigor dentro de los siguientes 90 días naturales después de su publicación en la Gaceta del Gobierno Federal. La fecha de publicación aún se desconoce, ya que será necesario que las tarifas del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) se modifiquen para incluir las tarifas oficiales para la presentación o respuesta a una oposición.

Todas las solicitudes de marcas presentadas deben ser publicadas por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (en adelante “IMPI”), en la Gaceta de la Propiedad Industrial, dentro de un plazo máximo de 10 días (artículo 119 LPI). Así, de acuerdo con el texto de dicha reforma el procedimiento de oposición será aplicable en los siguientes casos:

  • Si un registrante o solicitante en México considera que están invadiendo o violando sus derechos marcarios por un tercero, dicho titular o solicitante podría presentar una oposición ante el IMPI en el plazo improrrogable de un mes (30 días calendario), a partir de la fecha en que surta efectos la publicación de la Gaceta. (Art. 120 LPI).
  • Si un solicitante fue notificado por el IMPI de que un tercero ha presentado una oposición en contra de la solicitud de marca. En tal caso, el solicitante podrá dar respuesta a la demanda de oposición en un plazo improrrogable de un mes (30 días), a partir de la fecha en que surta efectos la publicación de la Gaceta (Art. 123 LPI).
  • Se informa de que una vez que el plazo de (un mes) antes mencionado haya expirado, el IMPI publicará todas las solicitudes de oposición que haya recibido en un plazo de 10 días. En este sentido, el IMPI le concederá un plazo de un mes improrrogable al solicitante con el fin de responder o dar respuesta a la demanda de la oposición de terceros.

Es importante considerar, que el Sistema de Oposición no será vinculante para los examinadores ni será considerado como un procedimiento dentro del proceso de registro de marcas, por lo que las oposiciones no suspenderán el trámite del registro ni el solicitante estará obligado a manifestarse, siendo que llegarán a manos de los examinadores antes de proceder a realizar el examen de fondo.

Con este sistema se pretende evitar la expedición de títulos que podrían invadir un derecho concedido o, en su caso, sustraer de dominio público denominaciones comunes de la industria determinada.

Nuestros clientes, recibirán nuestros avisos de vigilancia para que puedan evaluar si se oponen a una solicitud o responder a una oposición, según el caso.

Por último, tendrán noticias una vez que la publicación de la Reforma se publica en el Diario Oficial de la Federación.

Pamela Moscosa

                       Para mayor información sobre el contenido del presente comunicado, por favor póngase en contacto con Luis Mojica luis@tmclegal.com; Mario Antuñano mario@tmclegal.com, Pamela Moscosa pamela.m@tmclegal.com

Or call (5255) 52551111

El Impuesto sobre la Renta en México: Investigación sobre el criterio de la residencia fiscal

Atributo del poder real del Estado, el impuesto es una fuente vital de ingresos para las finanzas públicas.

Al día de hoy, son muy pocos los países que no contemplan el impuesto sobre la renta en su regulación. El impuesto sobre la renta se define generalmente como un impuesto directo sobre la renta, los beneficios y las ganancias de capital. Se establece sobre los ingresos, presuntos o reales de personas físicas y morales.

El Impuesto sobre la Renta en  México (ISR) es regulado por la misma ley ya sean, personas físicas o morales,  en la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR)[1].

El artículo 1 de la LSR estable el principio de que las personas físicas o jurídicas están obligadas a pagar el IR en México cuando se encuentran en las siguientes situaciones:

  • Son considerados como residentes fiscales en México,
  • No son considerados como residentes fiscales, pero tienen un establecimiento permanente en México,
  • No son residentes fiscales y no tienen un establecimiento permanente, pero tienen ingresos cuyas fuentes de riquezas se sitúan en México.

El propósito de este artículo, es el estudio del primer párrafo del artículo 1 de la LISR: el criterio de residencia en México y las consecuencias fiscales del ISR.

Las otras dos situaciones mencionadas serán discutidas en un artículo futuro (http://tmclegal.com/el-impuesto-sobre-la-renta-en-mexico-investigacion-sobre-el-criterio-de-la-residencia-fiscal/).

Después de estudiar los criterios para determinar la residencia fiscal en México (I) sus consecuencias fiscales sobre el ISR serán estudiadas (II).

 

I. El criterio de residencia fiscal en México

La definición de residencia fiscal está prevista en el artículo 9 del Código Fiscal de la Federación de México (CFF)[2] que establece criterios diferentes para las personas físicas  (A) y morales (B) .

A) Las personas físicas

De conformidad con el artículo 9 del CFF, las personas físicas se consideran como residente fiscal en México cuando se encuentran en los siguientes supuestos:

  • Más del 50% de sus ingresos anuales tienen fuente de riqueza en México,

La ley no da ninguna definición de  “fuente de riqueza en México”,  por lo que se entienden como los ingresos que son originarios o generados en México.[3]

  • Tienen el centro de sus actividades profesionales en México,

Este criterio general será determinado por varios factores tales como el destino de las inversiones de la persona, las sedes de las empresas que poseen, el lugar en la que desarrolla sus actividades económicas.

  • Tienen la nacionalidad mexicana son funcionarios o trabajadores del estado y tienen en México el centro de sus intereses vitales.

Este criterio es tal vez económico y social, se define por criterios objetivos con el fin de determinar si el individuo tiene en México relaciones profesionales y personales más fuertes que en otros países.

B) Personas Morales

El CFF establece que las personas físicas se consideran residentes fiscales en México cuando se encuentran en uno de los siguientes supuestos:

  • Tienen en México la administración principal del negocio,

Este criterio hace referencia al domicilio social de la empresa. Una empresa con establecimientos en diferentes países, pero cuya holding se encuentra en México será considerado residente fiscal en México.

  • Tienen su sede de dirección efectiva en México.

La gestión eficaz es un criterio utilizado por las autoridades fiscales una vez que la ubicación de la sede administrativa (domicilio social)  es diferente del lugar de dirección efectiva de la empresa.

El artículo 9 del CFF establece una presunción de residencia fiscal para cualquier persona de nacionalidad mexicana.

 

II. Efectos de tener residencia fiscal en México

Los residentes fiscales en México estarán sujetos al pago de ISR en todos sus ingresos (A) que puede ocasionar una doble imposición (B).

A) El principio de universalidad del IR

La LISR en su artículo 1 requiere a las personas consideradas como residentes una obligación fiscal ilimitada. Dichas personas son sometidas al pago del ISR por “todos sus ingresos, sin importar de cuál que sea la ubicación de la fuente de riqueza de donde dichos ingresos procedan”.

Al igual que los requisitos de residencia, la LSR diferencia la imposición de las personas físicas (que van a ser objeto de IR calculado en base a una tasa progresiva basada en sus ingresos)[4] de las personas morales (que se le cobrará una tasa fija de 30% sobre todos sus ingresos por encima de 1 millón de pesos)[5].

Por lo tanto, una persona de nacionalidad francesa considerada como residente fiscal en México estará sujeto al  pago de ISR no solo por sus ingresos en México sino también los de Francia de conformidad de las disposiciones de los tratados fiscales internacionales.

B) El desafío de los tratados fiscales internacionales

Se desprende de la obligación tributaria universal al pago de ISR sobre los residentes en México la cual resulta en una controversia ya que los residentes tienen intereses económicos en otros países.

De hecho, los ingresos obtenidos en el extranjero también pueden someterse a imposición en el extranjero, el principio de universalidad proporcionada por el LSR no genera una obligación de renunciar a la recaudación de impuestos para otros países.

Por ejemplo, una persona de nacionalidad francesa residente fiscal en México que alquile inmuebles en Francia será grabada en Francia por el ingreso que obtiene por sus rentas inmobiliarias (la legislación fiscal francesa impone las rentas inmobiliarias de las propiedades situadas en Francia) y también en México para el ISR que está gravada por todos sus ingresos.

La persona pagaría impuestos  en Francia y en México sobre los mismos ingresos que obtuvo por la  rentas inmobiliaria, a esto se le conoce como doble imposición.

Para promover la inversión extranjera, México ha ratificado numerosos tratados fiscales internacionales con varios países para evitar la doble imposición.

Estos tratados permiten pagar un impuesto único por los mismos ingresos que potencialmente podrían ser gravados en ambos países.

Aunque la mayoría de los tratados fiscales se basan en el mismo modelo, todos ellos tienen diferencias y se debe estar atento a sus cláusulas con el fin de usar el modelo más conveniente para realizar el pago de los impuestos.

En el ejemplo anterior, el residente fiscal en México de la nacionalidad francesa con rentas inmobiliarias en Francia, será, a través del tratado fiscal internacional entre México y Francia, exentos de la doble imposición  fiscal sobre las rentas inmobiliarias en México y podrá pagar estos impuestos en Francia.[6]

La lista de los tratados fiscales internacionales ratificados por México se encuentra en: http://www.sat.gob.mx/informacion_fiscal/normatividad/Paginas/tratados_fiscales.aspx.

Los tratados fiscales internacionales generalmente definen los criterios de residencia fiscal y sus estipulaciones complementan las disposiciones de las leyes fiscales de cada país.

 

Por lo tanto, la residencia fiscal en México implica una deuda tributaria significativa sobre el pago de ISR, por lo que es conveniente determinar la calidad en la que se establecerá en México con el fin de cumplir al mejor con sus obligaciones tributarias.

Como se mencionó en el último punto, también es necesario el estudio de los tratados fiscales internacionales entre los países en los que se tenga interés económico en vista de que las estipulaciones de estos tratados serán supletorias a las disposiciones de las leyes fiscales nacionales.

TMC legal ha acompañado por más de 15 años los empresarios, inversionistas e individuos que desean instalarse en México con el fin de apoyarlos legal  y estratégicamente.

[1] Ley del Impuesto Sobre la Renta http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/lisr.htm.

[2] Código Fiscal de la Federación http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/cff.htm.

[3] http://www.sat.gob.mx/english/Paginas/fuente_de_riqueza.aspx­­.

[4] http://www.sat.gob.mx/informacion_fiscal/tablas_indicadores/Paginas/tarifa_anual.aspx.

[5] Artículo 154 de la Ley Sobre la Renta.

[6] Artículo 6 del Tratado Fiscal entre México y Francia.

Análisis sobre la Sociedad por Acciones Simplificadas

El día de 14 de marzo se publicó el decreto en el Diario Oficial de la Federación, por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Sociedades Mercantiles (LGSM). [1]

Dicha reforma incluye la creación de la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), misma que otorga diversos beneficios como se explicarán más adelante. Sin embargo es importante resaltar, que este tipo de sociedad persigue propósitos específicos, y tiene particularidades que deben tenerse en cuenta previas a su recomendación.

Se presume que por medio de las SAS se agilizará  y simplificará  el proceso de constitución para  micro y pequeñas empresas,  y que los accionistas, externarán su consentimiento por medio del sistema electrónico de constitución, sin necesidad de la intervención de un fedatario público, agilizando y simplificando dicho proceso.

No obstante, debe tomarse en cuenta las características de la SAS, mismas que pueden no resultar la opción más eficaz para la los accionistas que buscan constituir una Sociedad en México.

La constitución de las SAS, se basará en los siguientes  el cumplimiento de los siguientes requisitos  principalmente:

  1. Externar la voluntad de los accionistas (sólo personas físicas, obligadas al pago de sus aportaciones), por medio de los estatutos sociales mismos que serán firmados electrónicamente por todos los accionistas, usando el certificado de firma electrónicavigente,  por medio del sistema electrónico para la constitución de las SAS  el cual estará a cargo de la Secretaría de Economía. El sistema generará de manera digital la boleta de inscripción de la Sociedad por Acciones Simplificada en el Registro Público de Comercio; (dicho sistema se implementará dentro de los 6 meses siguientes a la publicación del decreto mencionado).
  2. Los accionistas deberán contar con el certificado de firma electrónica avanzada (FIEL) como requisito esencial.
  3. Los accionistas personas físicas  en ningún caso, no podrán ser simultáneamente accionistas de otro tipo de sociedad mercantil a que se refieren las fracciones I a VII, del artículo 1 de la LGSM, si su participación en dichas sociedades mercantiles les permite tener el control de la sociedad o de su administración (artículo 2, fracción III Ley del Mercado de Valores).
  4. No rebasar de 5 millones de pesos en los ingresos totales anuales, (en caso de rebasar dicho monto, esta deberá transformarse en otro régimen societario previsto en la LGSM).

Es importante resaltar, que aunque no existen limitaciones a la inversión extranjera en México ya que la reforma es omisa en este tema, es necesario que lo accionistas cuenten con la FIEL, la cual sólo pueden tramitar nacionales o personas que posean VISA de residencia. Del mismo modo el ingreso total anual esta topado, y la administración de la misma la realizará un accionista, es por estas particularidades,  que la constitución de este tipo de sociedad parece enfocado a ciertos escenarios.

El Presidente del Colegio de Notarios emitió su opinión respecto a la  previa aprobación de la reforma a la LGSM el día  03 de marzo del 2016 y destacó lo siguiente:

“…Nuestro país necesita más y mejores empresas, promover la competitividad y agilizar trámites al tiempo que se reduzcan costos, pero necesita sobre todo tener instrumentos sólidos, seguros y eficaces para promover la actividad económica. Los riesgos asociados al dictamen señalado han generado que los fedatarios públicos, tanto notarios como corredores públicos, nos hayamos pronunciado por la revisión de esta minuta, que aunque procede de buenas intenciones, dadas sus omisiones y debilidades es riesgosa y regresiva.  

….tratándose del pago de impuestos o del cumplimiento de obligaciones fiscales no genera incentivos para un uso indebido de la misma. Pero, ahora, no será extraño que se abran empresas a nombres de personas que ni siquiera estarán enteradas de ese acto. 

..Por si ello fuere poco, la publicidad alrededor de “un día y a cero costo” es engañosa cuál más. Primero se deberá tener la FIEL, lo cual requiere tiempo, siendo optimistas digamos en 24 horas. Luego se tendrá que iniciar el trámite ante la Secretaría de Economía para contar con la denominación o razón social de la empresa, lo que tarda cuando menos 48, si no es que 72 horas más. Ya vamos en tres o cuatro días. El propio Banco Mundial señala que en varias de las ciudades de mayor actividad económica en nuestro país, una empresa se constituye en seis días. Así, pasaremos de ese lapso a cuatro o cinco días, pero con el agravante del enorme hueco que se abrirá para el lavado de dinero más el hecho de que ya no serán los más de 4,000 fedatarios públicos en el país los que usen sus recursos e infraestructura para estos propósitos sino una oficina (¿o dos?) en la Secretaría de Economía, con el consecuente costo para el erario público que ello significa.”[2]

Como conclusión aunque la constitución de una SAS resulta un  tipo societario novedoso  y se podría decir “rápido”, se debe tomar en cuenta que puede no ser el modelo de Sociedad a escoger, esto dependerá de que los accionistas decidan, si este tipo societario resultará óptimo y de acuerdo a sus necesidades por lo antes mencionado.

Los abogados de TMC Legal, quedamos atentos a cualquier duda o comentario respecto del presente boletín, y seguiremos informando con relación al mismo.

 

[1] http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5429707&fecha=14/03/2016.

[2] http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/ni-en-un-dia-ni-a-cero-costo.html.

Migración profesional en México: VISA por oferta de empleo y VISA de inversionistas

La migración en México requiere  de una VISA, (excepto por turismo, para extranjeros de  algunos países que viajan  por menos de 180 días[1]).

El artículo 52 de la Ley de Migración (en adelante la “LM“)[2] establece que los extranjeros podrán permanecer en México, en las condiciones de estancia de:

  1. Visitante para una estancia menor a 180 días;
  2. Residente temporal para una estancia que duró más de 180 días hasta 4 años; y
  3. Residente permanente para permanecer por un período indefinido. El estado de residente permanente requiere ser residente temporal durante 4 años.

Estas condiciones de estancias pueden ser otorgados por diferentes razones (reunificación familiar, oferta de empleo, inversión, adopción, estudiante, viaje, razones humanitarias, derecho de asilo….).[3]

Diversas VISAS, ​​permiten al solicitante realizar una actividad económica en México, como las que se describen a continuación:

  • VISA de visitante para realizar actividades remuneradas por menos de 180 días (especialmente utilizadas  para: consejos de administración, misiones de trabajo temporal, profesiones  liberales);
  • VISA para los trabajadores fronterizos;
  • VISA por oferta de empleo; y
  • VISA de inversionistas.

Este boletín tiene como objetivo de resaltar las características de la VISA por oferta de empleo y de la VISA de inversionistas. Estas VISAS permiten obtener la residencia temporal en México para cualquier persona extranjera por razones económicas.

La  VISA de oferta de empleo y la VISA de inversionistas tienen características propias  (II) aunque comparten beneficios comunes (I).

 

I. El régimen común de las VISAS por oferta de empleo y de inversionistas.

Este régimen común se aplica de manera general todos las  VISAS de residencia temporal.

Duración

Los visados ​​de residencia temporal se emiten por una vigencia de uno a cuatro años y pueden ser renovados dentro de los treinta días naturales previos a su vencimiento, (para una estancia total de 4 años máximo).[4]

Después de 4 años de estancia con la residencia temporal en México, el titular de la VISA puede solicitar el estado de residente permanente.[5]

Procedimiento para otorgar la  VISA

El artículo 41 de la LM establece que las solicitudes de VISAS se introducen ante de las oficinas consulares de México y por lo tanto no se pueden tramitar directamente en México ante del Instituto Nacional de Migración (en adelante el “INM“)[6].

Por ejemplo, una persona de nacionalidad francesa en México sin VISA (visitando como turista por un periodo inferior a 180 días) que desee obtener una VISA por oferta de empleo deberá salir del territorio de México, con el  fin de empezar el tramite migratorio ante de una oficina consular mexicana (no necesariamente ante de una oficina consular de su país).

Como excepción a la regla previamente mencionada, el mismo artículo establece que en caso de preservación de la unidad familiar, la solicitud de VISA por oferta de empleo  podrá ser tramitada directamente ante del INM en México.

Después de presentar la solicitud ante de una oficina consular, el solicitante recibirá un documento de migración y tendrá que visitar México en un plazo de 6 meses después de la emisión del mismo. Una vez en México, el solicitante tendrá 30 días para presentar ante del INM su tarjeta de residencia temporal la cual  acreditará  su  regular situación migratoria.[7]

Familia y salida del territorio

El artículo 52 VII de la LM establece que el cónyuge o pareja de la persona migrante, sus niños y sus padres pueden residir regularmente, durante el periodo de valida del VISA, en México bajo la condición de estancia de residente temporal, con la posibilidad de obtener un permiso para trabajar.

El estatus de residente temporal permite a su titular entrar y salir del territorio nacional libremente.

Cambios de situación

El Artículo 63 de la LM establece que los extranjeros tienen la obligación de comunicar al INM de cualquier cambio de estado civil, nacionalidad, domicilio o lugar de trabajo dentro de los noventa días posteriores a que ocurra dicho cambio.

 

II. Características específicas de las VISAS por oferta de empleo y de inversionistas

1. VISA por oferta de empleo

Esta VISA permite a su titular realizar una actividad renumerada en México.[8]

El empleador tiene que ser una empresa mexicana. Por lo tanto, las empresas extranjeras que deseen establecer una empresa en México y enviar personal extranjero deben primero constituir la sociedad (la creación de una empresa en México está abierta a extranjeros en la mayoría de las áreas económicas. Para más la información visite: http://tmclegal.com/la-inversion-extranjera-en-mexico-en-camino-a-muchas-y-mejores-oportunidades/?lang=esp) después de constituirla, podrá  emplear extranjeros por medio de la sociedad mexicana.

El empleador debe primero registrarse como empleador ante del INM para estar autorizada a emplear extranjeros.[9]

La sociedad tiene que emitir una oferta de trabajo con los elementos siguientes:

El puesto ocupado, temporalidad requiera, monto de la percepciones, lugar de trabajo, y los datos de la constancia de inscripción del empleador.[10]

2. VISA de inversionistas

Esta VISA permite  la residencia temporal de la  persona que invierta en las siguientes áreas[11]:

  • Participación en el capital social de sociedades mexicanas;
  • Bienes muebles o activos fijos utilizados para fines económicos o empresariales; y
  • El desarrollo de actividades económicas o empresariales en el territorio nacional que generen empleos formales.

La cantidad mínima de inversión requerida para la concesión de la VISA varía según las oficinas consulares.

A diferencia de  la VISA por oferta de empleo, la VISA de inversionista no permite realizar una actividad subordinada que sea remunerada en México.

Así, estas dos VISAS cumplen diferentes propósitos aunque otorgan beneficios comunes.

Estas VISAS de residencia temporal pueden, después de 4 años, pueden convertirse en VISAS de residencia permanente. Por Eso, la solicitud de renovación de una VISA de residencia temporal debe ser realizada sin demora so pena de reiniciar el trámite migratorio desde el principio.

TMC Legal aconseja y acompaña sus clientes en todo sus trámites migratorios ante las oficinas consulares y el Instituto Nacional de Migración.

[1] http://www.inm.gob.mx/gobmx/word/index.php/paises-no-requieren-visa-para-mexico/.

[2] Ley de Migración y Reglamento De la Ley de Migración.

[3] Ley de Migración, Titulo IV, Capitulo 2, Articulo 52.

[4] Reglamento De la Ley de Migración, Artículo 156.

[5] Reglamento De la Ley de Migración, Artículo 157.

[6] Ley de Migración, Titulo IV, Capitulo 1, Articulo 41.

[7] Ley de Migración, Titulo IV, Capitulo 2, Articulo 59.

[8] Ibid., nota 3.

[9] Reglamento De la Ley de Migración, Artículo 115.

[10] Ibid., nota 9.

[11] Reglamento De la Ley de Migración, Artículo 107.

 

La inversión extranjera en México: En camino a muchas y mejores oportunidades.

México ocupa ahora el puesto 38 de Doing Business 2016 Report del Banco Mundial.[1] Esta posición, que se mejora cada año, refleja los esfuerzos realizados por México para agregar más y más inversiones extranjeras al fin de crear nuevas fuentes de empleo y aumentar la producción industrial.

Esta apertura al capital extranjero se logró por la constante evolución del marco legal, como  la ratificación de numerosos tratados de libre comercio, por ejemplo  el Tratado de Libre Comercio de América del Norte en 1992, o el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México en 1997 y el establecimiento de una legislación nacional favorable a la inversión extranjera.

Hoy en día, los  inversionistas extranjeros pueden invertir libremente en México (I). Sin embargo, algunas áreas de actividades son limitadas (II).

 

I. La ausencia de restricciones a los inversionistas extranjeros en México

La Constitución de la Política de los Estados Unidos Mexicanos (en adelante, la “Constitución“)[2]  en los artículos 25 a 28 y la Ley de Inversión Extranjera de 28 de diciembre de 1993 (en adelante la “LIE“)[3] son las dos principales fuentes de derecho sobre la inversión extranjera en México.

Este marco legal, ha sido modificado constantemente  para alcanzar la apertura  (por ejemplo, en el sector de petróleo y gas para los inversores extranjeros en 2014), estos Leyes  reflejan la evolución de la política económica de México.

La LIE en su artículo 4 establece que los inversionistas extranjeros pueden poseer el 100% del capital de una empresa o asociación. La ley anterior limitaba esa participación al 49%.

Estas disposiciones no se aplican sobre la inversión neutra (inversión únicamente financiera que no conceda  derechos de voto) que es objeto de un título específico de la LIE.[4]

La LIE otorga a todos los inversionistas extranjeros los mismos derechos. No hay distinción en función de la nacionalidad de los inversionistas.

Sin embargo, los países miembros de Tratados de Libre Comercio firmados con México pueden tener menos limitaciones sobre la inversión extranjera  en algunas activadas reservadas de acuerdo con las disposiciones de los Tratados.

Por lo tanto, a excepción  de las denominadas actividades reservadas, el inversionista extranjero es libre de invertir o establecer compañías en México.

Sin embargo, el inversionista extranjero que desee constituir una compañía en México, deberá cumplir con obligaciones específicas, (como registrar la sociedad ante el Registro Nacional de Inversión Extranjera).

 

II. Las actividades reservadas

La Constitución establece en los artículos 25 a 28, que un inversionista extranjero no puede participar al 100% en  las actividades estratégicas de México. La LIE aplica lo dispuesto de la Constitución ya que establece las diversas actividades que son reguladas en el límite sobre la inversión y sus regímenes.

Estas actividades reservadas son, por tanto, una excepción al artículo 4 de la LIE.

Existen diferentes regimenes legales, dependiendo del tipo de actividad:

  • Las actividades reservadas al Estado definidas por la Constitución y las enumeradas en el artículo 5 de la LIE (explotación y extracción de petróleo y hidrocarburos; la electricidad, energía nucleare, minerales radiactivos; el telégrafo y la radiotelegrafía; el servicio postal; la moneda nacional; la supervisión, control y vigilancia de puertos, aeropuertos y helipuertos (…)[5]).
  • Las actividades reservadas a los inversionistas mexicanos definidos en el artículo 6 de la LIE (área de transporte terrestre nacional de pasajeros, turistas y carga sin incluir los servicios de mensajería y paquetería; instituciones de banca de desarrollo; la prestación de los servicios profesionales y técnicos expresamente señalen las disposiciones legales aplicables (…)[6]).
  • Las actividades sujetas a un determinado porcentaje de participación que son definidas en el artículo 7 de la LIE en diferentes umbrales (hasta 10% en las cooperativas de producción, hasta 25% en los servicios de transporte aéreo nacional, en aerotaxi y aéreo especializado y hasta 49% en fabricación y comercialización de armas de fuego y explosivos; impresión y publicación de periódicos nacionales; acciones de serie “T”; pesca en agua dulce, costera y zona económica exclusiva (…)[7])).
  • Las actividades que requieren una resolución favorable, enumeradas en el artículo 8 de la LIE. La aprobación debe ser dada por el Comité de Inversión Extranjera por una participación superior al 49% (servicios portuarios; sociedad concesionarias o permitirías de aeródromos de servicio al público; servicios privado de educación; servicios legales; construcción, operación y explotación de vías férreas (…)[8]).

Esta lista puede variar a medida que las reformas legislativas.

 

Debido a sus reformas legales y estructurales, México es ahora un país de referencia para la inversión extranjera. Durante muchos años TMC legal  ha aconsejado a muchos inversionistas a llevar a cabo  sus proyectos tanto legales como estratégicos.

Para más información visita, ProMéxico es una entidad federal responsable de atraer a los inversores extranjeros.[9]

 

 

[1] El «World Bank Doing Business 2016» Report es disponible en Inglés y Francés.

[2] Constitución Política de los Estados Unidos de México de 1917.

[3] Ley de Inversión Extranjera.

[4] Ibid., nota 3, LIE, Titulo 5 “De la Inversión Neutra”.

[5] Para ver la lista completa: Ibid., nota 3, Artículo 5.

[6] Para ver la lista completa: Ibid., nota 3, Artículo 6.

[7] Para ver la lista completa: Ibid., nota 3, Artículo 7.

[8] Para ver la lista completa: Ibid., nota 3, Artículo 8.

[9] El sitio internet de ProMéxico está disponible en Francés, Inglés y Español. Continue reading “La inversión extranjera en México: En camino a muchas y mejores oportunidades.”

Un novedoso tipo de Sociedad Mercantil en México

El Congreso de la Unión aprobó el Dictamen por el que propone reformar diversas disposiciones de la Ley General De Sociedades Mercantiles, (LGSM),  en el CAPÍTULO XIV “De la Sociedad por Acciones Simplificada”.

Conforme a lo siguiente la reforma busca crear la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), misma que otorga los siguientes beneficios:

  • Puede constituirse por uno o más accionistas personas físicas, que solo están obligadas al pago de sus aportaciones.
  • Simplifica el proceso para la constitución de micro y pequeñas empresas.
  • No existen limitantes a la inversión extranjera, por lo que, el o los accionistas pueden ser extranjeros, siendo importante resaltar que deben ser personas físicas necesariamente.
  • Los accionistas, externarán su consentimiento por medio del sistema electrónico de constitución, sin necesidad de la intervención de un fedatario público, agilizando y simplificando el proceso de constitución.

¿Cómo opera una SAS?

  • La SAS podrá constituirse como sociedad de capital variable, la cual deberá inscribirse en el Registro Público de Comercio.
  • El o los accionistas de dicha sociedad, externarán su consentimiento  para constituir la SAS, por medio de los estatutos sociales que la Secretaría de Economía ponga a disposición por medio del sistema electrónico de constitución, agilizando dicho proceso. Este sistema electrónico para la constitución de las SAS estará a cargo de la Secretaría de Economía, su funcionamiento y operación se regirá por las reglas que emita la propia Secretaria.
  • El órgano supremo, de la SAS se integrará, por el o los accionistas, mismos que deberán contar con el certificado de firma electrónica avanzada como requisito. Dicha reforma prevé que en ningún caso las personas físicas podrán ser simultáneamente accionistas de otro tipo de sociedad mercantil a que se refieren las fracciones I a VII, del artículo 1 de la LGSM, si su participación en dichas sociedades mercantiles les permite tener el control de la sociedad o de su administración (artículo 2, fracción III Ley del Mercado de Valores).
  • Los ingresos totales anuales de una SAS, no podrán rebasar de 5 millones de pesos y en caso de rebasar dicho monto, esta deberá transformarse en otro régimen societario contemplado en la LGSM.

Los abogados de TMC Legal, seguiremos informando con relación al presente boletín, y del mismo modo, quedamos atentos a cualquier duda o comentario respecto del mismo.

BOLETÍN – DECRETO para el Fomento del Recinto Fiscalizado Estratégico y del Régimen de Recinto Fiscalizado Estratégico.

 

El 4 de febrero de 2016 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el Decreto para el fomento del recinto fiscalizado estratégico y del régimen de recinto fiscalizado estratégico.

A las personas que obtengan autorización para destinar mercancías al régimen de recinto fiscalizado estratégico se otorgan varios beneficios, entre los cuales:

  • Estímulo fiscal (artículo primero) : la cantidad igual al monto del aprovechamiento (a que se refiere el artículo 15, fracción VII de la Ley Aduanera), el cual se podrá acreditar contra el monto que se deba pagar por dicho aprovechamiento;
  • Estímulo fiscal (artículo segundo) a los contribuyentes que destinen maquinaria y equipo a procesos de elaboración, transformación o reparación a dicho régimen y a los contribuyentes que destinen a dicho régimen mercancías distintas a las mencionadas en este mismo punto: la diferencia que resulte de aplicar la fracción (Ley Federal de Derechos, y las fracciones II o III del artículo 49 de dicha Ley);
  • Facilidades administrativas (artículo tercero) a las personas que obtengan autorización para destinar mercancías a dicho régimen (a que se refiere el artículo 135-A de la Ley Aduanera):
  1. Obtención de la inscripción de manera inmediata en el Padrón de Importadores de Sectores Específicos;
  2. Realizar el despacho de las mercancías para su introducción a dicho régimen y su extracción del mismo, ante cualquier aduana;
  3. Las mercancías (a las cuales se refiere el artículo 135-C de la Ley Aduanera) que se introduzcan a dicho régimen, podrán permanecer bajo dicho régimen conforme a los plazos previstos en las Reglas Generales de Comercio Exterior;
  4. Cuando el resultado del mecanismo de selección automatizado haya determinado desaduanamiento libre (para los efectos del artículo 89 de la Ley Aduanera), podrán rectificar el origen de las mercancías dentro de los 3 meses siguientes a aquél en que se realice el despacho, sin requerir autorización del Servicio de Administración Tributaria;
  5. Para determinar los impuestos al comercio exterior (a que se refiere el artículo 135-B, fracción I de la Ley Aduanera, en relación con el artículo 63-A de dicha ley), podrán optar por aplicar cualquiera de las siguientes tasas:
    1. La prevista en la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación;
    2. La preferencial conforme a los tratados de libre comercio y en los acuerdos comerciales suscritos por México,
    3. La que establezcan los programas de promoción sectorial;
  6. Extraer de dicho recinto mercancía nacional o nacionalizada, para reincorporarse al mercado nacional sin que se considere que existe importación;
  7. Introducir a dicho recinto mercancía nacional o importada en definitiva para efectos de almacenaje, exhibición, venta y distribución, sin que sean destinadas al régimen de recinto fiscalizado estratégico. Dichas mercancías no se considerarán exportadas;
  8. Las mercancías que se destinen a dicho régimen, podrán ingresar al territorio nacional mediante el régimen de tránsito interno utilizando cualquier medio de transporte;
  9. Realizar el traslado de mercancías destinadas a dicho régimen de un inmueble localizado dentro de la circunscripción de una aduana interior, hacia uno ubicado en la franja o región fronteriza;
  10. Realizar la transferencia de mercancías entre los contribuyentes que cuenten con autorización para destinar mercancías a dicho régimen y las empresas manufactureras, maquiladoras y de servicios de exportación que cuenten con programa vigente al amparo del Decreto para el fomento de la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación vigente;
  11. Obtención inmediata de la certificación a que se refieren los artículos 28-A de la Ley del Impuesto al Valor Agregado y 15-A de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios;
  • La autorización para habilitar un inmueble para la introducción de mercancías bajo dicho régimen (a que se refiere el artículo 14-D de la Ley Aduanera) se podrá prorrogar de manera automática.

El presente Decreto entró en vigor el 5 de febrero del 2016, mismo que impulsará finalmente las inversiones en dichos recintos fiscales, dado que en el pasado no existía gran motivación legal y financiera para la industria del comercio exterior en México.

Los profesionales de TMC Legal, estamos a su disposición para apoyarlos con la interpretación y aplicación de esta nueva disposición legal.

Carlos Niño/ Socio/ carlos@tmclegal.com

Karla Galindo/ Asociada/ karla.g@tmclegal.com