Categoría: Foreign investment

La inversión extranjera en México: En camino a muchas y mejores oportunidades.

México ocupa ahora el puesto 38 de Doing Business 2016 Report del Banco Mundial.[1] Esta posición, que se mejora cada año, refleja los esfuerzos realizados por México para agregar más y más inversiones extranjeras al fin de crear nuevas fuentes de empleo y aumentar la producción industrial.

Esta apertura al capital extranjero se logró por la constante evolución del marco legal, como  la ratificación de numerosos tratados de libre comercio, por ejemplo  el Tratado de Libre Comercio de América del Norte en 1992, o el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México en 1997 y el establecimiento de una legislación nacional favorable a la inversión extranjera.

Hoy en día, los  inversionistas extranjeros pueden invertir libremente en México (I). Sin embargo, algunas áreas de actividades son limitadas (II).

 

I. La ausencia de restricciones a los inversionistas extranjeros en México

La Constitución de la Política de los Estados Unidos Mexicanos (en adelante, la “Constitución“)[2]  en los artículos 25 a 28 y la Ley de Inversión Extranjera de 28 de diciembre de 1993 (en adelante la “LIE“)[3] son las dos principales fuentes de derecho sobre la inversión extranjera en México.

Este marco legal, ha sido modificado constantemente  para alcanzar la apertura  (por ejemplo, en el sector de petróleo y gas para los inversores extranjeros en 2014), estos Leyes  reflejan la evolución de la política económica de México.

La LIE en su artículo 4 establece que los inversionistas extranjeros pueden poseer el 100% del capital de una empresa o asociación. La ley anterior limitaba esa participación al 49%.

Estas disposiciones no se aplican sobre la inversión neutra (inversión únicamente financiera que no conceda  derechos de voto) que es objeto de un título específico de la LIE.[4]

La LIE otorga a todos los inversionistas extranjeros los mismos derechos. No hay distinción en función de la nacionalidad de los inversionistas.

Sin embargo, los países miembros de Tratados de Libre Comercio firmados con México pueden tener menos limitaciones sobre la inversión extranjera  en algunas activadas reservadas de acuerdo con las disposiciones de los Tratados.

Por lo tanto, a excepción  de las denominadas actividades reservadas, el inversionista extranjero es libre de invertir o establecer compañías en México.

Sin embargo, el inversionista extranjero que desee constituir una compañía en México, deberá cumplir con obligaciones específicas, (como registrar la sociedad ante el Registro Nacional de Inversión Extranjera).

 

II. Las actividades reservadas

La Constitución establece en los artículos 25 a 28, que un inversionista extranjero no puede participar al 100% en  las actividades estratégicas de México. La LIE aplica lo dispuesto de la Constitución ya que establece las diversas actividades que son reguladas en el límite sobre la inversión y sus regímenes.

Estas actividades reservadas son, por tanto, una excepción al artículo 4 de la LIE.

Existen diferentes regimenes legales, dependiendo del tipo de actividad:

  • Las actividades reservadas al Estado definidas por la Constitución y las enumeradas en el artículo 5 de la LIE (explotación y extracción de petróleo y hidrocarburos; la electricidad, energía nucleare, minerales radiactivos; el telégrafo y la radiotelegrafía; el servicio postal; la moneda nacional; la supervisión, control y vigilancia de puertos, aeropuertos y helipuertos (…)[5]).
  • Las actividades reservadas a los inversionistas mexicanos definidos en el artículo 6 de la LIE (área de transporte terrestre nacional de pasajeros, turistas y carga sin incluir los servicios de mensajería y paquetería; instituciones de banca de desarrollo; la prestación de los servicios profesionales y técnicos expresamente señalen las disposiciones legales aplicables (…)[6]).
  • Las actividades sujetas a un determinado porcentaje de participación que son definidas en el artículo 7 de la LIE en diferentes umbrales (hasta 10% en las cooperativas de producción, hasta 25% en los servicios de transporte aéreo nacional, en aerotaxi y aéreo especializado y hasta 49% en fabricación y comercialización de armas de fuego y explosivos; impresión y publicación de periódicos nacionales; acciones de serie “T”; pesca en agua dulce, costera y zona económica exclusiva (…)[7])).
  • Las actividades que requieren una resolución favorable, enumeradas en el artículo 8 de la LIE. La aprobación debe ser dada por el Comité de Inversión Extranjera por una participación superior al 49% (servicios portuarios; sociedad concesionarias o permitirías de aeródromos de servicio al público; servicios privado de educación; servicios legales; construcción, operación y explotación de vías férreas (…)[8]).

Esta lista puede variar a medida que las reformas legislativas.

 

Debido a sus reformas legales y estructurales, México es ahora un país de referencia para la inversión extranjera. Durante muchos años TMC legal  ha aconsejado a muchos inversionistas a llevar a cabo  sus proyectos tanto legales como estratégicos.

Para más información visita, ProMéxico es una entidad federal responsable de atraer a los inversores extranjeros.[9]

 

 

[1] El «World Bank Doing Business 2016» Report es disponible en Inglés y Francés.

[2] Constitución Política de los Estados Unidos de México de 1917.

[3] Ley de Inversión Extranjera.

[4] Ibid., nota 3, LIE, Titulo 5 “De la Inversión Neutra”.

[5] Para ver la lista completa: Ibid., nota 3, Artículo 5.

[6] Para ver la lista completa: Ibid., nota 3, Artículo 6.

[7] Para ver la lista completa: Ibid., nota 3, Artículo 7.

[8] Para ver la lista completa: Ibid., nota 3, Artículo 8.

[9] El sitio internet de ProMéxico está disponible en Francés, Inglés y Español. Continue reading “La inversión extranjera en México: En camino a muchas y mejores oportunidades.”