Autor: Matisse Barbaro

BOLETÍN – DECRETO para el Fomento del Recinto Fiscalizado Estratégico y del Régimen de Recinto Fiscalizado Estratégico.

 

El 4 de febrero de 2016 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el Decreto para el fomento del recinto fiscalizado estratégico y del régimen de recinto fiscalizado estratégico.

A las personas que obtengan autorización para destinar mercancías al régimen de recinto fiscalizado estratégico se otorgan varios beneficios, entre los cuales:

  • Estímulo fiscal (artículo primero) : la cantidad igual al monto del aprovechamiento (a que se refiere el artículo 15, fracción VII de la Ley Aduanera), el cual se podrá acreditar contra el monto que se deba pagar por dicho aprovechamiento;
  • Estímulo fiscal (artículo segundo) a los contribuyentes que destinen maquinaria y equipo a procesos de elaboración, transformación o reparación a dicho régimen y a los contribuyentes que destinen a dicho régimen mercancías distintas a las mencionadas en este mismo punto: la diferencia que resulte de aplicar la fracción (Ley Federal de Derechos, y las fracciones II o III del artículo 49 de dicha Ley);
  • Facilidades administrativas (artículo tercero) a las personas que obtengan autorización para destinar mercancías a dicho régimen (a que se refiere el artículo 135-A de la Ley Aduanera):
  1. Obtención de la inscripción de manera inmediata en el Padrón de Importadores de Sectores Específicos;
  2. Realizar el despacho de las mercancías para su introducción a dicho régimen y su extracción del mismo, ante cualquier aduana;
  3. Las mercancías (a las cuales se refiere el artículo 135-C de la Ley Aduanera) que se introduzcan a dicho régimen, podrán permanecer bajo dicho régimen conforme a los plazos previstos en las Reglas Generales de Comercio Exterior;
  4. Cuando el resultado del mecanismo de selección automatizado haya determinado desaduanamiento libre (para los efectos del artículo 89 de la Ley Aduanera), podrán rectificar el origen de las mercancías dentro de los 3 meses siguientes a aquél en que se realice el despacho, sin requerir autorización del Servicio de Administración Tributaria;
  5. Para determinar los impuestos al comercio exterior (a que se refiere el artículo 135-B, fracción I de la Ley Aduanera, en relación con el artículo 63-A de dicha ley), podrán optar por aplicar cualquiera de las siguientes tasas:
    1. La prevista en la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación;
    2. La preferencial conforme a los tratados de libre comercio y en los acuerdos comerciales suscritos por México,
    3. La que establezcan los programas de promoción sectorial;
  6. Extraer de dicho recinto mercancía nacional o nacionalizada, para reincorporarse al mercado nacional sin que se considere que existe importación;
  7. Introducir a dicho recinto mercancía nacional o importada en definitiva para efectos de almacenaje, exhibición, venta y distribución, sin que sean destinadas al régimen de recinto fiscalizado estratégico. Dichas mercancías no se considerarán exportadas;
  8. Las mercancías que se destinen a dicho régimen, podrán ingresar al territorio nacional mediante el régimen de tránsito interno utilizando cualquier medio de transporte;
  9. Realizar el traslado de mercancías destinadas a dicho régimen de un inmueble localizado dentro de la circunscripción de una aduana interior, hacia uno ubicado en la franja o región fronteriza;
  10. Realizar la transferencia de mercancías entre los contribuyentes que cuenten con autorización para destinar mercancías a dicho régimen y las empresas manufactureras, maquiladoras y de servicios de exportación que cuenten con programa vigente al amparo del Decreto para el fomento de la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación vigente;
  11. Obtención inmediata de la certificación a que se refieren los artículos 28-A de la Ley del Impuesto al Valor Agregado y 15-A de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios;
  • La autorización para habilitar un inmueble para la introducción de mercancías bajo dicho régimen (a que se refiere el artículo 14-D de la Ley Aduanera) se podrá prorrogar de manera automática.

El presente Decreto entró en vigor el 5 de febrero del 2016, mismo que impulsará finalmente las inversiones en dichos recintos fiscales, dado que en el pasado no existía gran motivación legal y financiera para la industria del comercio exterior en México.

Los profesionales de TMC Legal, estamos a su disposición para apoyarlos con la interpretación y aplicación de esta nueva disposición legal.

Carlos Niño/ Socio/ carlos@tmclegal.com

Karla Galindo/ Asociada/ karla.g@tmclegal.com

RESUMEN DEL CAPÍTULO 3 DEL TPP: REGLAS DE ORIGEN Y PROCEDURAS DE ORIGEN

El objetivo del Capítulo 3 del TPP es de establecer reglas de origen para asegurar que las Partes al TPP puedan gozar los beneficios creados por dicho TLC. Las reglas de origen son importantes en cuanto definen si un bien es originario y, por lo tanto, es apto para gozar las preferencias arancelarias del TPP.

De acuerdo con el Artículo 3.2, un bien es originario si este es:

  1. Totalmente obtenido o producido enteramente en el territorio de una o más de las Partes (de acuerdo con el Artículo 3.3);
  2. Producido enteramente en el territorio de una o más de las Partes, a partir o exclusivamente de materiales originarios;
  3. Producido enteramente en el territorio de una o más de las Partes usando materiales no originarios, siempre que el bien cumple todos los requisitos del Anexo 3-D,

Además, el bien debe cumplir todos los requisitos aplicables del capítulo 3.

Este capítulo también trata con acumulación. Por lo tanto, un bien originario y/o un material proveniente desde una o más de las Partes al TPP que es utilizado en la producción de otro bien en el territorio de otra Parte al Acuerdo debe de ser considerado originario en el territorio de otra Parte.

Otra contribución del capítulo 3 es crear un sistema de reglas el cual verifica y demuestra que los bienes producidos en el TPP cumplen las reglas de origen. Gracias a dicho sistema, las empresas pueden operar más fácilmente en las regiones del TPP. Para gozar los beneficios proporcionados por el trato preferencial relacionado a los aranceles, los importadores deben presentar la documentación necesaria (por ejemplo, el importador del bien debe proporcionar una solicitud escrita por información, como establecido por el artículo 3.27).

 

ELEMENTOS PRINCIPALES DEL CAPÍTULO 2 DEL TPP: TRATO NACIONAL Y ACCESO DE BIENES AL MERCADO

El capítulo 2 del TPP trata sobre el trato de bienes manufacturados y agrícolas comerciados entre las Partes. Por lo tanto, este capítulo regula las reducciones de obligaciones tarifarias, las normas sobre importaciones y exportaciones, también define los procedimientos de licencias de importaciones y exportaciones. Otro de los objetivos del capítulo 2 es regular las políticas gubernamentales que distorsionan los mercados. Además, las Partes del TPP se comprometen a implementar y a cumplir con los Acuerdos del OMC, adelantando los esfuerzos para mejorar las normas sobre el comercio de bienes.  También se comprometen a no utilizar requisitos de desempeño que algunos países requieren para obtener beneficios arancelarios.

El acceso preferencial al mercado aumentará el comercio entre las Partes del TPP por 800 millones de personas; del mismo modo contribuirá a la promoción de empleos de alta calidad para las 12 economías.

Tarifas e impuestos

Las Partes se comprometen a bajar las tarifas arancelarias, de acuerdo con los anexos de este capítulo. Además, este capítulo establece las circunstancias bajo las cuales está permitido renunciar a las obligaciones de tarifas arancelarias, así como las circunstancias bajo las cuales las Partes del PP pueden permitir que los bienes entren o reentren en el mercado sin pagar tarifas arancelarias (como por ejemplo, los bienes exportados temporalmente para reparación o alteración).

Aranceles y otros Impuestos sobre Productos de Tecnología de la  Información

Las Partes acuerdan a implementar el Acuerdo del OMC sobre la Tecnología de  la Información el cual requiere que se eliminen los aranceles y otras tarifas relacionadas a los productos de tecnología de la  información (como computadoras, softwares, instrumentos científicos, etc.).

Trato No Menos Favorable que a los Productos Nacionales Similares

 Las Partes se comprometen a actuar de acuerdo con la obligación de trato nacional según el significado del Artículo III del GATT de 1994. Dicha obligación establece que bienes producidos nacionalmente y bienes extranjeros, producidos dentro del territorio de una o más Partes del TPP, que son similares, deben estar tratados de manera igual.

Obligaciones sobre Importaciones y Exportaciones y otras Barreras Comerciales No-Aduaneras

Las Partes acuerdan  de conformidad con las obligaciones del OMC, acuerdan no imponer restricciones para las importaciones o exportaciones de bienes para otra Parte al acuerdo, salvo las excepciones establecidas por el Artículo XI del GATT. Dicha obligación se aplica  a los bienes re-manufacturados, es decir bienes reconstruidos del original usando  partes nuevas o  usadas.

El capítulo, además, establece obligaciones sobre licencias de importación que impiden que las Partes del TPP adopten o mantengan medidas incompatibles con el Acuerdo del OMC sobre el Tramite de Licencias de Importación.

Las Partes acuerdan que los aranceles de exportación y los impuestos son permitidos únicamente en circunstancias limitadas, porque causan desventaja a los exportadores extranjeros al incrementar el costo del producto en el mercado internacional, el cual distorsiona las exportaciones como resultado.

Restricciones a las Exportaciones para Motivos de Seguridad Alimentaria

El capítulo 2 permite limitar temporalmente exportaciones por motivos de seguridad alimentaria, trabajando conjuntamente con la OMC e implementando sus obligaciones.

Subsidios a las Exportaciones Agrícolas

Las Partes se comprometen a no adoptar ni mantener subsidios a la exportación de bienes agrícolas que entraran en los mercados de otras Partes del TPP. En esta área también se acuerda a trabajar conjuntamente con la OMC.

Comercio en Productos de Biotecnología

El capítulo 2 incluye además una disposición sobre los productos de biotecnología, es decir productos modificados genéticamente. De cualquier forma dicha disposición no obliga a las Partes a alterar la manera de regular el comercio de dichos productos. Uno de los objetivos principales de esta disposición es de mejorar el intercambio de información entre las Partes del TPP.

Trasparencia y Consulta

De acuerdo con las obligaciones establecidas por la OMC, el capítulo 2 obliga a publicar cualquier requisito que pueda ser relevante para el comercio. Además, establece el Comité de Comercio de Bienes y el Comité de Comercio Agrícola.

CAPÍTULO 1 DEL TPP: DISPOSICIONES INICIALES Y DEFINICIONES GENERALES

El Capítulo 1 del Acuerdo de Partenariado Transatlántico (TPP) especifica las Disposiciones Iniciales y las Definiciones Generales de los términos específicos utilizados en más capítulos del acuerdo.

La Sección A del Capítulo 1 trata sobre las Disposiciones Iniciales. Por lo tanto, establece una zona de libre comercio (Artículo 1.1), de conformidad con lo dispuesto en el Artículo XXIV del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (GATT 1994) y del Artículo V del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS).

En particular, dicha sección reconoce que el TPP puede coexistir con otros acuerdos internacionales de la siguiente forma:

  1. En relación con los tratados internacionales a los cuales todas las Partes del TPP son parte, incluyendo los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC); y
  2. En relación con los tratados internacionales en los que por lo menos dos Partes sean parte.

En ambos casos, las Partes reconocen sus derechos y obligaciones existentes que derivan de dichos acuerdos, y, por lo tanto, se obligan a respectarlos y cumplirlos.

Si una Parte considera que una disposición del TPP resulta incompatible con una disposición de otro tratado al cual dicha Parte y, por lo menos, otra Parte sean parte, las Partes relevantes podrán consultarse al fin de alcanzar una solución mutualmente satisfactoria. Se debe resaltar, que este párrafo es sin perjuicio de los derechos y obligaciones de las Partes en materia de Solución de Controversias (Capítulo 28).

La Sección B del Capítulo 1 trata sobre Definiciones Generales (Artículo 1.3). Por consiguiente, son definidos términos utilizados en por lo menos dos capítulos del acuerdo. Entre otras cosas, se definen:

  • Tratados internacionales, sobre todo varios acuerdos del OMC (Acuerdo ADPIC, Acuerdo AGCS, etc.); y
  • Definiciones técnicas (arancel aduanero, bien textil, empresa de Estado etc.).

Del mismo modo, este capítulo cuenta con el Anexo 1-A, en el cual se establecen las Definiciones Específicas, en relación con las Definiciones Generales del Artículo 1.3. En dichas Definiciones Específicas se explican los diferentes significados que cada Parte da a un mismo término.