Autor: Denisse Ramón Rivas

Un novedoso tipo de Sociedad Mercantil en México

El Congreso de la Unión aprobó el Dictamen por el que propone reformar diversas disposiciones de la Ley General De Sociedades Mercantiles, (LGSM),  en el CAPÍTULO XIV “De la Sociedad por Acciones Simplificada”.

Conforme a lo siguiente la reforma busca crear la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), misma que otorga los siguientes beneficios:

  • Puede constituirse por uno o más accionistas personas físicas, que solo están obligadas al pago de sus aportaciones.
  • Simplifica el proceso para la constitución de micro y pequeñas empresas.
  • No existen limitantes a la inversión extranjera, por lo que, el o los accionistas pueden ser extranjeros, siendo importante resaltar que deben ser personas físicas necesariamente.
  • Los accionistas, externarán su consentimiento por medio del sistema electrónico de constitución, sin necesidad de la intervención de un fedatario público, agilizando y simplificando el proceso de constitución.

¿Cómo opera una SAS?

  • La SAS podrá constituirse como sociedad de capital variable, la cual deberá inscribirse en el Registro Público de Comercio.
  • El o los accionistas de dicha sociedad, externarán su consentimiento  para constituir la SAS, por medio de los estatutos sociales que la Secretaría de Economía ponga a disposición por medio del sistema electrónico de constitución, agilizando dicho proceso. Este sistema electrónico para la constitución de las SAS estará a cargo de la Secretaría de Economía, su funcionamiento y operación se regirá por las reglas que emita la propia Secretaria.
  • El órgano supremo, de la SAS se integrará, por el o los accionistas, mismos que deberán contar con el certificado de firma electrónica avanzada como requisito. Dicha reforma prevé que en ningún caso las personas físicas podrán ser simultáneamente accionistas de otro tipo de sociedad mercantil a que se refieren las fracciones I a VII, del artículo 1 de la LGSM, si su participación en dichas sociedades mercantiles les permite tener el control de la sociedad o de su administración (artículo 2, fracción III Ley del Mercado de Valores).
  • Los ingresos totales anuales de una SAS, no podrán rebasar de 5 millones de pesos y en caso de rebasar dicho monto, esta deberá transformarse en otro régimen societario contemplado en la LGSM.

Los abogados de TMC Legal, seguiremos informando con relación al presente boletín, y del mismo modo, quedamos atentos a cualquier duda o comentario respecto del mismo.